Header Objetivos

Objetivos

Breadcrumb

Breadcrumbs

Estás en:

Objetivos

Objetivos

La evaluación de tecnologías sanitarias en los servicios de salud tiene como objetivo favorecer la utilización adecuada de las tecnologías sanitarias, tanto nuevas como instauradas, en términos de seguridad, eficacia, efectividad, eficiencia y equidad, facilitando a los responsables de la toma de decisiones los instrumentos necesarios para ello. Es un puente entre los niveles de decisión y las fuentes de conocimiento, respondiendo a las necesidades de información de los decisores brindando la síntesis de la mejor evidencia científica disponible.

La Guía para la Introducción de Tecnologías Sanitarias, G-itesa, trata de ser una herramienta útil para los centros sanitarios en la difícil tarea de decidir qué, cómo y cuándo introducir o renovar una tecnología sanitaria. Estos procesos de decisión son, generalmente, compartidos entre clínicos y gestores y la experiencia corrobora las dificultades que surgen por no disponer de un lenguaje y una herramienta común que facilite el diálogo y sobretodo en la que cada uno de los implicados pueda exponer y demostrar el valor añadido que una nueva forma organizativa, un nuevo equipamiento u otra forma de tecnología, puede aportar al centro o red sanitaria.

G-itesa va dirigida al conjunto de profesionales del Servicio de Salud del Principado de Asturias con el propósito de constituir un método que oriente y facilite la toma de decisiones en la adquisición o en la modificación de las tecnologías sanitarias ya en uso.

Esta guía pretende ser un instrumento útil en el proceso de incorporación de nueva tecnología sanitaria o para modificaciones en las ya existentes. Y además:

  1. 1. Proporcionar un método que oriente y facilite el proceso de la toma de decisiones en la adquisición de nueva tecnología o en las modificaciones de las que ya están en uso.
  2. Facilitar la interlocución entre clínicos y gestores en la evaluación de la tecnología, mediante un procedimiento objetivo plasmado en el formulario, que debe realizarse de forma conjunta en caso de incorporación de tecnología nueva o de revisión de la existente.

  3. Mejorar la transparencia, haciendo las decisiones explícitas.

  4. Facilitar la comunicación con la ciudadanía, potencial demandante de la introducción de nuevas tecnologías.